Información

Royal Albert Dock


El Royal Albert Dock es el puerto más emblemático del paseo marítimo de Liverpool, con una rica historia y múltiples atracciones para los visitantes.

Historia del Royal Albert Dock

Los muelles de Liverpool dominaron el comercio mundial a finales del siglo XVIII y principios del XIX. Durante gran parte del siglo XVIII, Liverpool fue el principal puerto esclavista de Gran Bretaña. Entre 1700 y 1807, los barcos de Liverpool transportaron alrededor de 1,5 millones de africanos a través del Atlántico en condiciones de gran crueldad.

El azúcar, el ron, el tabaco que se producía en las Américas se transportaba y almacenaba en los grandes almacenes ubicados en el Waterfront de Liverpool, como los que se pueden ver en los alrededores de Albert Dock hasta el día de hoy.

El propio Royal Albert Dock, diseñado por Jesse Hartley y Philip Hardwick, no fue inaugurado oficialmente hasta 1846 por el propio SAR el Príncipe Alberto. El Dock fue extremadamente innovador en ese momento, ya que cambió para siempre la forma en que funcionaban los muelles en Liverpool.

Sus almacenes eran resistentes al fuego y seguros; los comerciantes podían hacer tratos antes de que debían pagar los impuestos de importación y las grúas hidráulicas transportaban cargas pesadas por las losas. Con vastos almacenes construidos directamente en sus muelles para almacenar de forma segura los productos que llegan de todo el mundo, la velocidad con la que los barcos descargaban y daban la vuelta se redujo a la mitad.

La llegada de los barcos de vapor significó que muchos barcos eran simplemente demasiado grandes para navegar dentro y fuera del Albert Dock. Sin embargo, durante la Segunda Guerra Mundial, el muelle se convirtió nuevamente en un hervidero de actividad en el Mersey. Estaba repleto de cientos de pequeños buques de guerra, submarinos, lanchas de desembarco y barcos mercantes. En ningún momento de su historia habían atracado tantos barcos en Albert Dock.

Los bulliciosos muelles y sus valiosos cargamentos pronto se convirtieron en un objetivo para los bombarderos alemanes. El Royal Albert Dock fue golpeado durante el Blitz de 1941 cuando la Fuerza Aérea Alemana buscaba impedir y desmovilizar el esfuerzo bélico de Gran Bretaña.

Albert Dock hoy

Hasta el día de hoy, el Mersey sigue desempeñando un papel central en la vida cultural de la ciudad de Liverpool, y el muelle es una parte integral del paseo marítimo de la ciudad, declarado Patrimonio de la Humanidad.

Royal Albert Dock es un lugar privilegiado para visitar mientras se encuentra en Liverpool, con tantas atracciones que se ofrecen. Los visitantes pueden aprovechar la impresionante oferta comercial y de ocio del Dock, así como de varios museos históricos como el Museo Internacional de la Esclavitud, el Museo de los Beatles y el Museo Marítimo de Merseyside.

Los amantes del arte también encontrarán mucho de lo que enamorarse con la Galería de Arte Tate Liverpool ubicada junto al muelle y las múltiples esculturas ubicadas alrededor del muelle.

Hay varios restaurantes y bares junto al muelle, con una variedad de estilos y cocinas que se ofrecen.

Llegar al Royal Albert Dock

Royal Albert Dock y no se puede perder al llegar al paseo marítimo de Liverpool. El sitio está a unos 15 minutos a pie de la estación central de Liverpool. También hay un aparcamiento muy bien situado, en el lado Britannia del muelle.


Muelles reales

El área lleva el nombre de tres muelles: el Royal Albert Dock, el Royal Victoria Dock y el King George V Dock. Se les llama más correctamente Real Grupo de Muelles para distinguirlos de los Royal Dockyards, Royal se debe a su nombre de miembros de la familia real en lugar de propiedad de la Corona. Los tres muelles formaron colectivamente los muelles cerrados más grandes del mundo, con un área de agua de casi 250 acres (1,0 km 2) y una propiedad total de 1,100 acres (4,5 km 2). Esto equivale a todo el centro de Londres desde Hyde Park hasta Tower Bridge. El área fue designada zona empresarial especial en 2012. North Woolwich es parte del barrio Royal Docks.

Royal Docks también es un barrio del distrito londinense de Newham. En el censo de 2011 tenía una población de 10.679. [1]


Royal Albert Dock - Historia

myalbertdock.com ha sido diseñado para proporcionar a los residentes información sobre el edificio.

Hay un área de inicio de sesión exclusiva para los residentes de The Colonnades, donde puede acceder a información personalizada para su edificio.

Sobre las columnatas

Situado en el famoso Royal Albert Dock, junto a la famosa Tate Gallery, en el centro del famoso lugar del Patrimonio Mundial de Liverpool Waterfront y parte del grupo más grande del Reino Unido y rsquos de edificios catalogados de Grado 1, The Colonnades Apartments representa la dirección más prestigiosa del norte de Inglaterra.

Los apartamentos The Colonnades, que comprenden 115 apartamentos y áticos de lujo individuales, disfrutan de un servicio de conserjería las 24 horas, estacionamiento subterráneo seguro y áreas comunes interiores decoradas y mantenidas con los más altos estándares. Muchos apartamentos cuentan con vistas al río, mientras que los apartamentos de la planta superior cuentan con terrazas en la azotea, balcones y jardines.

Para mantener la exclusividad de The Colonnades, todos los apartamentos están ocupados por el propietario y el subarrendamiento está estrictamente prohibido. Por lo tanto, no hay apartamentos disponibles para alquiler o alquiler a corto plazo.

El propietario de los apartamentos Colonnades es The Colonnades Residential Ltd, que es una empresa propiedad de los residentes. Ser su propio propietario les da a los residentes un grado adicional de seguridad en el sentido de que el bloque de apartamentos siempre se administra en beneficio de los residentes. Los residentes controlan el nivel de gastos de mantenimiento del edificio y la relación calidad-precio que reciben. También tienen la ventaja de estar libres de los problemas de un terrateniente explotador. La empresa tiene su sede en Colonnades y sus directores son residentes.

El Royal Albert Dock

El galardonado desarrollo frente al mar constituye el grupo más grande de edificios catalogados de Grado 1 en el país. Sus magníficos almacenes de 5 pisos de ladrillo y hierro fundido han sido cuidadosamente restaurados y ahora albergan una emocionante combinación de tiendas, oficinas, restaurantes, bares, el Museo Marítimo de Merseyside, la Tate Gallery Liverpool y 115 prestigiosos apartamentos. Los edificios victorianos y los 5 acres de agua circundantes están ubicados en una finca privada segura adyacente al centro de la ciudad de Liverpool con más de 1500 plazas de aparcamiento. Los apartamentos Colonnades, contiguos a la Tate Gallery Liverpool, disfrutan de una ubicación incomparable con vistas panorámicas sobre el río Mersey y el Royal Albert Dock. Los apartamentos están ubicados en los pisos superiores de los edificios del Royal Albert Dock, que se han convertido en 115 espléndidos apartamentos con muchas características de diseño únicas y lujosos accesorios de interior.


Por qué me encanta el Royal Albert Dock: una breve historia

Tengo mucha suerte de haber tenido el sitio histórico del Royal Albert Dock como mi lugar de trabajo durante muchos años. Incluso ahora paso la mayoría de los días allí como una segunda naturaleza para mí. Básicamente, tuve el "error" del muelle desde una edad increíblemente temprana. Mi papá me llevaba a pequeños recorridos por la historia cuando era niño y a menudo nos aventuramos a los muelles. Estaba fascinado con la historia del sistema de muelles y la historia de la zona, ¡y fue esto lo que me abrió el apetito para convertirme en guía turístico! También tuve el placer de escuchar las historias de mi tío Tom y Eric sobre su tiempo trabajando como estibadores, así que todo se me quedó grabado. Me gustaría pensar que estarían orgullosos, y probablemente bastante divertidos, al verme traer literalmente cientos de visitantes a los muelles cada año.

Comencé a trabajar en el sitio en 1997 cuando comencé a trabajar para The Beatles Story. Esta galardonada atracción de los Beatles se inauguró en 1990 como la primera exposición permanente exclusiva del mundo dedicada a los Fab Four. Trabajé allí durante poco más de 21 años y me divertí tanto construyendo mi carrera como trabajando en la impresionante ubicación. ¡También se rumorea que tiene vida propia! Algunos de los mejores momentos que recuerdo fueron escuchar acerca de las famosas historias de fantasmas que a menudo asomaban sus cabezas tanto en las instalaciones de The Beatles Story como en el área más amplia del muelle. He escuchado que no son dañinos, sin embargo, tal vez esta podría ser una gira completamente diferente (nota para uno mismo).

Me encantaría conocer los pensamientos del arquitecto original Jessie Hartley si fuera a dar un paseo por su sitio catalogado como Grado I hoy. Cuando fue inaugurado oficialmente en 1846 por Prince Consort, era totalmente único como sistema de muelle. Fue el primer muelle no combustible del mundo y el primero en tener grúas hidráulicas, que se agregaron en solo un par de años. Esto, como puede imaginar, aceleró rápidamente el proceso de carga y descarga. En ese entonces, miles de personas trabajaban en los muelles a diario y tenía su propia comunidad. El Albert Dock realmente puso a Liverpool en el mapa a nivel mundial.

Cuando se abrió el muelle, estuvo muy ocupado hasta alrededor de la década de 1860, cuando muy rápidamente los barcos de carga se volvieron demasiado grandes para caber en el muelle mismo, por lo que atracarían en otro lugar dentro de las 7 millas del sistema de muelles que ofrecía Liverpool. El muelle rápidamente quedó sin uso y la única vez que se volvió útil fue durante la Segunda Guerra Mundial cuando fue utilizado por muchos pequeños buques de guerra, submarinos, embarcaciones de desembarco y barcos mercantes, pero aparte de eso, ¡el muelle básicamente cerró en este momento!

Hoy, aunque es muy diferente, el muelle vuelve a tener su propio sentido de comunidad, compuesto por todos los inquilinos y atracciones actuales, muchos de los cuales han estado en el lugar desde que reabrió a principios de los años 80. La vida volvió a la estructura a principios de los 80 cuando el gobierno decidió enviar un diputado para que se hiciera cargo y ayudara a la ciudad a transformarse. Al ministro de Medio Ambiente del gobierno, Michael Heseltine, se le había encomendado la tarea de regenerar el área, y rápidamente quedó cautivado por la ciudad, su arquitectura y su gente.

Su primer gran proyecto fue la creación del Garden Festival Site que se encontraba en el sur de la ciudad. Fue inaugurado en 1984 por The Queen y coincidió con la visita del evento Tall Ships en el río Mersey. Como puede imaginar, fue un espectáculo para la vista, solo tenía once años, por lo que la vista de barcos tan hermosos que desfilaban por el río era simplemente fabulosa. Recuerdo que visitamos el Festival del Jardín dos veces, ya que era muy grande en un sitio de 230 acres. El festival fue un gran éxito e impulsó considerablemente el turismo, por lo que se tramó el próximo gran proyecto de Michael Heseltine. Olió una oportunidad a gran escala, que es donde entra en juego el Albert Dock. La Merseyside Development Corporation se estableció a principios de los 80 para regenerar el muelle. Y está bien, ya que luego descubrí que había otros planes para demoler todo el sitio y convertirlo en un estacionamiento.

No fue hasta 1986 que apareció la primera de las principales atracciones turísticas: el Museo Marítimo de Merseyside. Si nunca ha estado, lo necesita, es increíble con 5 pisos llenos de la historia del comercio marítimo de Liverpool. También alberga el galardonado Museo Internacional de la Esclavitud y mucho más. Esta fue la primera fase del proyecto y continuó en 1988 cuando SAR el Príncipe Carlos lo visitó para abrir tanto el muelle completamente renovado como la Tate Liverpool. Esta Tate fue única, ya que fue la primera construcción de la Tate Modern fuera de Londres, un hecho del que todavía estamos muy orgullosos a pesar de que otras Tate Moderns aparecieron en todo el país. El Albert Dock pronto también obtuvo fondos de televisión, incluido el nuevo programa diurno de ITV "This Morning", que comenzó a transmitirse desde el muelle, poniendo Liverpool en la televisión de todo el país. ¡Todos recuerdan ese mapa meteorológico!

En 1990, The Beatles Story abrió sus puertas para convertirse en la tercera gran atracción que alienta a visitantes nacionales e internacionales al sitio histórico de la ciudad. Posteriormente, el muelle recibió el estatus de sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 2004 y recibió el galardón como ciudad marítima mercantil. Simplemente se puso cada vez mejor para el Albert Dock, ya que comenzó a atraer alrededor de 6 millones de visitantes por año, los nuevos inquilinos comenzaron a mostrar interés en el espacio de piso en esta fabulosa ubicación. La mayoría de los días tengo el placer de caminar por el sitio en caminatas diarias hablando sobre la historia del muelle y recomendando muchos de los cafés, restaurantes y tiendas independientes únicas, todos los cuales tienen sus propias historias únicas que contar.

Desde hace cinco años, he tenido el placer de trabajar junto con la Fundación Albert Dock, que utiliza los activos dentro y alrededor del muelle para el beneficio de los niños y los niños pequeños en la educación. Me encanta trabajar con Betty y el equipo, ver a los niños divertirse mientras aprenden tanto es realmente reconfortante. Algunos de los niños nunca antes habían visitado los muelles, por lo que aprender todo sobre la historia y ver el lugar por sí mismos es una experiencia extremadamente gratificante. ¡Sabes que se están divirtiendo solo por la cantidad de preguntas constantes que hacen!

Y ahora hasta 2020 ... Es justo decir que no ha comenzado como esperábamos. En mis paseos diarios es tan difícil ver las muchas tiendas y atracciones cerradas temporalmente debido a la pandemia, solo espero que ninguna de ellas se vea obligada a cerrar de forma más permanente. Puedo garantizar que cuando tengamos luz verde, me dirigiré a la zona para mostrar mi apoyo a las muchas empresas independientes que se encuentran en ella.

También tendré un nuevo proyecto muy emocionante que anunciar pronto, que cuenta con el Royal Albert Dock. Así que espero poder compartir detalles sobre eso pronto, pero mientras tanto, si hay algo en lo que pueda ayudar o si tiene alguna pregunta, no dude en ponerse en contacto conmigo. Toda la información mencionada anteriormente está incluida en mis recorridos habituales a pie por la ciudad, ¡así que pregunte! ¡Espero verlos a todos pronto! ❤️


Plan Maestro

Cuando se trata de crear un nuevo lugar, es importante recordar sus raíces y cómo ha evolucionado una nueva identidad.

Más grande, más profundo y mejor que cualquier otra cosa antes, el nuevo Albert Dock está excavado en un pantano del este de Londres sin usar. Se une al Victoria Dock, construido en 1855, y ambos pueden albergar los nuevos barcos de vapor revestidos de hierro que traen mercancías a la capital.

Se abre el muelle King George V y el trío de muelles recibe una adición real a su nombre. Barcos de carga de todo el mundo y enormes transatlánticos de pasajeros, incluido el SS Mauretania de 35.655 toneladas, atracan aquí.

Saliendo de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial ensangrentados pero imperturbables, los Royal Docks entran en un apogeo de prosperidad. La llegada de los portacontenedores marca tristemente el comienzo de su desaparición, y el último barco parte en 1981.

La formación de la London Docklands Development Corporation trae la esperanza de una nueva vida para Docklands. Poco a poco se convierte en un lugar para hacer negocios y vivir, conectado por el DLR a la red de transporte de Londres. Se establecen Canary Wharf y London City Airport.

El trabajo comienza en la construcción de Royal Albert Wharf, como parte de la regeneración más amplia de Royal Docks, uno de los proyectos de remodelación más comentados de Londres.

Para esta fecha, casi todos los edificios y terrenos antiguos del muelle se habrán transformado por completo, lo que hará de Royal Albert Wharf un nuevo y emocionante destino para vivir, trabajar y divertirse.


He oído hablar de la grandeza del Liverpool, pero la realidad supera con creces las expectativas.

Príncipe Alberto, 1846

Diseñado por el arquitecto e ingeniero de muelles Jesse Hartley (1780-1860) y Philip Hardwick RA (1792-1870), fue inaugurado oficialmente por el Príncipe Alberto en 1846.

Se caracteriza por monumentales almacenes portuarios agrupados en torno a un sistema de muelles históricos. Concedido un título real en 2018 para marcar su papel en la historia marítima de la ciudad, Royal Albert Dock es uno de los grupos más grandes de edificios catalogados de Grado I en Inglaterra.

La creación de los muelles en esta área comenzó a principios del siglo XVIII al rellenar la piscina de Liverpool y recuperar los márgenes de las mareas del río Mersey. El Old Dock de 1715, construido por Thomas Steers, fue el primer dique húmedo comercial cerrado del mundo. Liverpool floreció como el gran puerto mundial, en el centro del comercio transatlántico.

El éxito del Old Dock alentó una mayor inversión:

  • Canning Dock (1737) como dique seco de mareas.
  • Muelle de Salthouse (1753).
  • Canning Graving Docks (1756).
  • Muelle de Duke (1773).
  • Muelle de conservas de media marea (1844).

Una vez que fue una colmena de eficiencia industrial, el área se regenera magistralmente, con usos comerciales y residenciales que revitalizan edificios y vías fluviales.

El área se ha integrado en el tejido físico y social de la ciudad, incorporando el desarrollo contemporáneo de Mann Island con el centro de RIBA North WHS. Incluye el nuevo Museo de Liverpool, los Museos Marítimo e Internacional de la Esclavitud de Merseyside y la Tate Liverpool.

El antiguo Old Dock, que se rellenó en 1826, es ahora el sitio de Liverpool ONE. Es posible mirar hacia abajo y ver las paredes del Old Dock desde un mirador ubicado en las afueras de John Lewis.

RIBA North & # 8211 Liverpool World Heritage Site Hub

RIBA North es el centro de información oficial de Liverpool y el sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO # 8217. Descubre más sobre las diferentes áreas que componen el Patrimonio de la Humanidad y la Zona de Amortiguamiento que las rodea a través del Modelo de Ciudad Digital.


Royal Albert Dock & # 8211 Story Within.

Situado en un astillero en desuso en el este de Londres, cerca del aeropuerto de la Ciudad de Londres, se encuentra el Royal Albert Dock. Este nuevo centro comercial de 35 acres, diseñado por los arquitectos de Farrells para el cliente ABP (London) Investments, se convertirá en el tercer punto de acceso comercial de Londres, pero no es la ubicación lo que hace que Royal Albert Dock sea tan único: la Fase 1, alrededor de 650,000 pies², de este enorme proyecto, se construyó y completó en poco menos de dos años. Los directores del proyecto AKT II, ​​Steve Toon e Ione Varela, describen cómo se construyó un proyecto de esta escala con tanta rapidez.

Antes de la compra de la tierra por parte de ABP a la GLA, el histórico paseo marítimo del extremo este, aunque quedó vacío y desatendido durante décadas, era conocido anteriormente por sus vínculos con el comercio y el comercio. Durante la Segunda Guerra Mundial, los muelles fueron objeto de ataques aéreos, lo que significa que el riesgo potencial de encontrar municiones sin detonar era alto. La construcción de la cimentación fue cuidadosamente administrada y monitoreada por todos los equipos involucrados.

Antes de que comenzara la construcción, se descubrió que una de las especies de invertebrados más amenazadas del Reino Unido vivía en montículos de escombros esparcidos por el sitio. Los escarabajos bombarderos rayados fueron cuidadosamente reubicados bajo la guía de ecologistas a otras áreas del sitio, antes de comenzar el trabajo.

El sitio del Royal Albert Dock está notablemente bien conectado, pero al comienzo del proyecto también estaba aislado: solo había dos edificios de baja altura sin uso en el centro del sitio de 14 hectáreas. El cliente quería que esto cambiara rápidamente.

El sitio total que se desarrollará tiene una longitud de 1,2 km que corre paralela a la pista de aterrizaje de los aeropuertos de la ciudad de Londres, pero solo 150 m de ancho, lo que crea una parcela muy larga pero estrecha, lo que inevitablemente limita las opciones para el diseño urbano y la construcción masiva. De manera similar, la proximidad al aeropuerto & # 8211 el centro de la pista está a sólo 200 m del límite sur del sitio & # 8211 impone limitaciones en la altura del edificio y las metodologías de construcción. Además del aeropuerto, hay dos estaciones DLR en el sitio y la puerta # 8217, lo que lo hace increíblemente bien conectado y es parte del atractivo que atrajo el interés de ABP por el sitio y su oportunidad de desarrollo.

Siendo el postor exitoso en la adquisición del sitio de GLA, ABP, dirigido por el ambicioso y carismático Sr. Xu Weiping, y con el apoyo de sus gerentes de desarrollo con sede en Londres, Stanhope se movió rápidamente para desarrollar el plan maestro, diseñar y adquirir la planificación para que pudieran comenzar a capitalizar su primer proyecto de desarrollo en el Reino Unido.

El impulso detrás del diseño del Royal Albert Dock fue transformar esta tierra en desuso en un distrito comercial no solo para las empresas de Londres, sino también una puerta de entrada para las empresas chinas y asiáticas que buscaban establecer su sede en Londres.

Uno de los desafíos clave en la creación de un centro comercial en un sitio de regeneración es que, para atraer inquilinos potenciales, se debe alcanzar una masa crítica de instalaciones lo antes posible. ABP tiene una gran experiencia en el desarrollo de parques empresariales en el Lejano Oriente, donde su ritmo de construcción es mucho más rápido que en el Reino Unido.

El desafío de ABP para la Fase 1 fue poblarlo con edificios, nuevas calles, estacionamiento de automóviles, áreas ajardinadas, centros de energía, edificios auxiliares y toda la infraestructura asociada lo más rápido posible. El equipo de diseño, en colaboración con el contratista chino CITIC y su socio británico Multiplex, asumió este desafío para entregar los primeros cinco edificios comerciales con una velocidad de construcción sin precedentes, y esto significó que se ha puesto un gran énfasis en la estandarización de los detalles, la eficiencia de diseño, modularización y prefabricación.

Los edificios están diseñados para ser lo más flexibles posible para los futuros inquilinos: los edificios con terraza (o edificios 'Tipo A') más cercanos al muelle contienen placas de piso más pequeñas y más compartimentadas para empresas pequeñas y medianas, mientras que los edificios 'Tipo El edificio B '(Altitude Building) más cercano a la estación DLR tiene una placa de piso de planta abierta más grande con un núcleo central que se puede alquilar en su totalidad o en un acuerdo de arrendamiento dividido. Demostrando la diversidad en las placas de piso de oficina que se ofrecen, un piso Tipo A más pequeño tiene tan solo 2,400 pies² netos, mientras que los pisos Tipo B son cc. 15.000 pies² netos.

El diseño clave y los desafíos estructurales para el proyecto Royal Albert Dock giraban en torno a impulsar la eficiencia y la estandarización. La posición en el mercado de este nuevo desarrollo y los valores de alquiler anticipados ponen la eficiencia en el centro de todo lo que hizo el equipo de diseño. Para los edificios Tipo A y Tipo B, se evaluaron numerosas opciones de colocación de placas de piso / núcleo para garantizar que el equipo de diseño no dejara piedra sin remover para maximizar el valor con la mejor solución de diseño y espacio de piso de oficina para ofrecer.

La solución de estructura de piso adoptada para ambas tipologías fue seleccionada como losas planas de PT. Un desafío de diseño clave fue mantener las alturas de los edificios por debajo del sistema de aterrizaje por instrumentos (ILS) del aeropuerto de la ciudad y las envolventes de la ruta de vuelo de emergencia, minimizando así la estructura / sándwich de piso ambiental mientras que alcanzar las alturas de piso libres requeridas era fundamental. Se demostró que las losas planas delgadas de PT son la mejor solución en general para satisfacer esta demanda de altura al tiempo que crean la cuadrícula requerida y los tramos libres para las placas del piso de la oficina. Estas demandas en altura tendieron a negar la opción de una construcción de piso más prefabricada, aunque se consideraron en detalle.

Los edificios en sí son estructuras relativamente simples, ya que su masa está limitada por la relación de aspecto del sitio y las restricciones de altura como se discutió anteriormente. Además de esto, la creación de sótanos en los edificios Tipo A, que están inmediatamente adyacentes al muelle, no era económicamente viable. Solo los edificios Tipo B, más cercanos al DLR, tienen un sótano parcial.

Para construir los marcos rápidamente, todos los edificios y losas planas postensadas # 8217 tenían la temperatura de curado de la losa monitoreada en tiempo real para determinar cuándo se logró una ganancia de resistencia suficiente para llevar a cabo la operación de pretensado lo antes posible. posible oportunidad. Todas las columnas están prefabricadas para acelerar la construcción. Los diez núcleos de los cuatro edificios Tipo A están prefabricados con el sistema de paredes gemelas, mientras que el núcleo único del edificio Tipo B se construyó en la construcción tradicional in situ pero utilizando una encofrado deslizante para mayor velocidad.

La elección del sistema de cimentación fue dictada por las condiciones del suelo, pero dada la gran cantidad de pilotes a instalar, la estrategia fue utilizar equipos de barrena de vuelo contiguos fácilmente disponibles y restringir los diámetros de los pilotes a 750 mm y 900 mm, que son más fáciles de conducir. en el suelo y lidiar con posibles obstrucciones enterradas. Las fachadas de los edificios se forman a partir de paneles prefabricados con listones de ladrillos fundidos, lo que niega los ladrillos colocados a mano y el andamio. Desarrollamos el dimensionamiento del panel, las rutas de carga y el sistema de soporte con Farrells y el contratista para lograr el mejor diseño y valor de este sistema.

El resultado: cinco edificios erigidos en un año desde la inauguración oficial hasta la finalización.


Royal Albert Dock - Historia

Victoria and Albert Docks (Royal) .- Estos muelles, que pertenecen a la misma compañía que St. Katharine y London Docks, comienzan en el extremo oriental de Canning Town, justo debajo del punto más alejado de los East India Docks. Se acercan a ellos por la rama norte de Woolwich del Great Eastern Railway, y llegan desde Blackwall hasta Galleon's Reach, considerablemente por debajo de Woolwich, una distancia de tres millas en línea recta, la extensión total cubierta es de 6 cc acres, de los cuales 184 acres son espacio de agua. y 427 acres de tierra, una parte de esta última destinada, de acuerdo con los planes actuales, a ser diseñada como terreno edificable. Se accede al Royal Victoria Dock desde Bugsby's Reach por una entrada de 330 pies de largo por 80 pies de ancho, con una profundidad en el alféizar de 28 pies por debajo de la altura de Trinity. marca de agua, y una cuenca de marea en forma de un oblongo con una bonita esquina cortada, y que cubre un área de 16 acres. Justo encima de la entrada hay un lugar de aterrizaje, entre el cual y la estación de tren de Blackwall un ferry de vapor navega cada cuarto de hora y al otro lado del canal, justo encima de la esclusa, hay un puente giratorio, sobre el cual pasa el muelle Victor ia. - Carretera en su cruce con North Woolwich-road para Silverton y North Woolwich. Desde cualquier extremo del muelle norte de la cuenca de marea, dos embarcaderos, cada uno de unos 300 pies de largo, se proyectan hacia la cuenca, y una grúa de cinco toneladas, conectada con el ferrocarril por un elaborado sistema de apartaderos, ocupa el centro del muelle. . Dos grandes muelles, de 500 pies de largo por 150 de ancho, uno frente al otro en el lado este de la cuenca, y amueblados como el resto del sistema con apartaderos ferroviarios, dejan entre ellos un pasaje de 100 pies de ancho a través del cual se ingresa a la tubería principal. muelle, un área inmensa de 3,000 pies de largo por algo más de 1,000 de ancho, que cubre un espacio de 74 acres, y se establece según el principio adoptado en el Muelle de Importación de India Oriental y el Muelle de la India Sudoeste, pero en una escala algo más completa . Todo el North Quay está amueblado con embarcaderos, ocho en total, cuatro de los cuales, cada uno de los cuales tiene pabellones de 500 pies de largo por unos 150 de ancho, corren audazmente hacia el centro mismo de la cuenca, ofreciendo alojamiento a ambos lados. para los buques más grandes que todavía están a flote o, hasta donde se pueda juzgar, que probablemente estén a flote en la actualidad, o para dos o más buques de cualquier tamaño ordinario. Los cuatro muelles restantes que se alternan con ellos son algo más pequeños, dos de ellos corren a unos 350 pies por 100 pies, y los otros, los que están hacia el extremo este, de unos 280 por 120 pies. El espacio en el medio del muelle, que de otro modo estaría ocupado por el quinto de los embarcaderos menores, queda vacío, estando el embarcadero por el que estaría ocupado en el muelle opuesto. En el centro del North Quay y al frente del espacio abierto están las oficinas del muelle, la mayor parte del espacio restante en este lado está ocupado por un par de vastas gamas de depósitos de tabaco y por una inmensa extensión de apartaderos de carbón. El conjunto de los muelles atravesados ​​por un sistema de metales ferroviarios, desde los cuales se llevan apartaderos a ambos lados de todos los muelles más grandes, lo que permite izar las mercancías directamente desde las bodegas de los barcos hasta el camión en el que deben transportarse. su destino interior. Los muelles más pequeños terminan cada uno en un cobertizo largo, ocupando toda la extensión del muelle entre los muelles más grandes a cada lado. En el Muelle Sur, los almacenes, que son más numerosos y en bloques mucho más pequeños, se dedican principalmente a la recepción de guano, yute y sal, este muelle también está provisto de comunicaciones ferroviarias, aunque de una descripción algo menos elaborada que la del Norte. Muelle.
En el extremo oriental del South Quay, un pasaje, de 500 pies de largo por 150 pies de ancho, y cerrado por un pontón, conduce al Graving Dock, una espléndida cuenca de 600 pies por 450, con cuatro desplazamientos en el oeste y cuatro en el lado este, el primero con un promedio de 350 y el último de 250 pies de largo. El Muelle Oriental está ocupado en su extremo norte por galpones de guano, y en el sur por extensas obras de creosota, entre las cuales un canal, de 1000 pies de largo por 300 de ancho, conduce a un pasaje de 300 pies de largo por unos 70 de ancho, atravesado por un puente giratorio junto a la carretera a Silverton y North Woolwich, y que conduce a la hermosa cuenca del Royal Albert Dock.
Según su construcción original, el North Woolwich Railway en este punto habría cruzado el canal en el nivel, pero se consideró justamente imposible continuar con el negocio de un par de muelles abarrotados, cuya única comunicación entre los cuales tuvo que ser cortada cada día. pocos minutos durante todo el día para el alojamiento de los trenes que pasan. Por lo tanto, estaba claro que uno u otro debía ceder, y como elevar el nivel general de unos 600 acres de muelle a una altura de, digamos, 50 o 60 pies habría sido una empresa bastante seria, el ferrocarril, aunque primero en el suelo, tuvo que ceder el pas, y con un gasto considerable de dinero y algún ejercicio de habilidad de ingeniería, fue hundido en un túnel debajo del lecho del canal de conexión, subiendo nuevamente a su propio nivel en el otro lado.
El Royal Albert Dock, aunque a primera vista más allá de toda comparación más grande que el antiguo, y en realidad el doble de su longitud, no es realmente tan grande, ni ofrece la misma extensión de frente de muelle y embarcadero, incluso en proporción a su tamaño. . La longitud del antiguo muelle con sus accesorios es de una milla, la del nuevo dos millas, pero este amplio espacio para los codos en el camino de la longitud ha llevado a que este último se construya sobre otro y, como se considera, mucho más económico sistema que el antiguo.
El nuevo muelle (que fue inaugurado el 24 de junio de 1880 por el duque y la duquesa de Connaught, en representación de la reina) tiene un ancho en lugar de 1,000 pies de un poco más de 500 pies, lo que permite en todos los 72 acres de espacio acuático, con unos 20.000 pies de frente exclusivamente al muelle en lugar de los 22.000 pies o más o menos del frente combinado de muelle y embarcadero proporcionado por el antiguo muelle. De hecho, el muelle nos presenta un ejemplo tan completo de la forma sencilla de construcción como su vecino ofrece de lo que llama en ayuda de los muelles.
Toda la extensión de los muelles a ambos lados -prácticamente no hay ninguno en ambos extremos- carece de saliente de ningún tipo, y los barcos están amarrados a lo largo de la proa y la popa a lo largo de los muelles.
Sin embargo, en un aspecto, los arreglos del Royal Albert Dock son únicos, en todos los eventos en lo que respecta a Londres. A lo largo de toda la extensión de cualquiera de los muelles discurre una vasta serie de espaciosos cobertizos de hierro, cada uno capaz de almacenar la carga de cinco o seis veces el número de buques que pueden estar frente a ellos, y distribuidos alternativamente sin tener en cuenta la naturaleza de la carga en "Import" and "Export" sheds. The amount of haulage and of shifting about from dock to dock is thus reduced to a minimum. A vessel enters, steams straight to her appointed berth, alongside of which she is made fast with little more trouble than a river steamer at a London pier, discharges her cargo direct into the shed opposite, and, once cleared, has simply to ease off her fasts and warp along the quay her own length nearer to the point of exit, and finds herself in front of a second shed, adjoining and precisely similar to the first, in which is already stored her outward cargo, only waiting to be hoisted on board. In very many instances, it appears probable that each shed may be used for both export and import purposes, and the vessel, once moored alongside the quay, re main until she leaves for her outward voyage.
On the other side of the sheds is a network of railway metals with sidings into each shed, and additional sidings for the docking of loaded or empty coal trucks. As a general rule the goods will be whisked off as fast as landed to their ultimate destination on one or other of the innumerable railway systems with which these metals are in communication but should their disposal be still undecided there is ample room for them to lie in the sheds for any reasonable amount of time, without interfering with the discharge of the next vessel. With the admirable hydraulic appliances by which the work is facilitated all over the premises, the time which the steamer has to remain in the dock between the moment of her entering with a full inward cargo and her departure, loaded down to her "Plimsoll," on a fresh voyage may be reckoned in days if not in hours.
Arrangements are also in progress for promoting the rapid despatch of ships by enabling them to receive their coal at their berths either by land or water - an immense advance upon the old system, based upon the requirements of the old- fashioned sailing fleet - and in all other respects the arrangements of the new dock are most excellent, not the least important feature among them being two magnificent dry docks, one 410 and the other no less than 500 feet in length, and capable of accommodating the largest ironclads yet launched. These two docks are pierced in the western end of the Southern Quay, and between the coal-tips and the mast shears the latter of which, capable of dealing with the heaviest spars, have a private siding of their own communicating with the general railway system.
Another excellent, and in this case altogether novel feature, is the proposed provision of a first- class buffet with sleeping-rooms attached, in which such passengers as may prefer - as most wise passengers will prefer - securing the quiet time of the passage down the river for setting down and making everything fast, instead of coming on board at the last moment to undergo the pangs of sea-sickness in the midst of a rampant chaos of loose furniture and baggage, may sleep in comfort on the night preceding departure, or even take up their abode altogether during the time their sea-going quarters are being prepared.
From the eastern end of the Royal Albert Dock, a passage 200 feet long by 80 wide, leads into the basin, a piece of water of a stunted pentagonal form, and with an area of 12 acres. The open portion of the quay around this basin is occupied by extensive waiting - rooms and from the eastern extremity an entrance lock, 550 feet in length by 80 in width, and with a depth on the sill of 30 feet below Trinity high-water mark, leads out into Galleon's Reach, the entrance being protected by two piers of open timberwork, each between 200 and 300 feet in length, and curving outwards so as to make a bell- mouthed approach.
Every class of foreign produce is dealt with at these docks, but their specialties may be said to be chiefly the larger and heavier articles of commerce, such as the metals, molasses, rice, grain, sugar, guano, and most especially of all, wool, for the lead in which trade these docks are laying themselves out with considerable energy. They also, as will be seen from what has been said above as to the proposed buffet at the Royal Albert Dock, go in heavily for the passenger trade, of which they, with their next - door neighbours the East and West India Docks, have practically a monopoly with regard to all but the comparatively short services performed by the vessels of the General Steam Navigation Company.
The work done in the construction of the new dock has been of a most extensive description. Upwards of 4,000,000 cubic yards of soil have in the course of its construction been excavated and raised to an average height of 17 feet, whilst 500,000 cubic yards of concrete, absorbing 80,000 tons of the finest Portland cement, have been employed, together with 20,000,000 of bricks, in the various foundations, retaining walls, jetties, &c.
One of the heaviest portions of the work has been the keeping down of the water, of which a maximum amount of 43,000,000 gallons was pumped out daily. The number of men employed upon the works varies between 2,000 and 3,000. The whole of the lock-gates, swing-bridges, capstans, cranes, and other mechanical appliances are fitted with and will be worked by hydraulic machinery and the whole dock is enveloped in a complete system of pressure pipes and water mains, fitted with hydrants at frequent intervals, and capable of immediately extinguishing fire on board of any ship, or in any shed or warehouse on the dock premises. Arrangements are also made in connection with this latter system for the prompt supply to vessels of any amount of water required.
The whole of the new dock, as well as the old, is connected with the different railway systems throughout the kingdom, and will run direct from the new, as they already run from the old dock, to the manufacturing districts. A still further development of the railway system is contemplated on the opening of the Royal Albert Dock, in the shape of special passenger trains, which will be run by the Docks Company under private arrangements with the Great Eastern Railway Company, between Fenchurch-street and the quays of the two docks. Passengers booking by these trains from either Fenchurch-street, Liverpool- street, or Victoria Park - at which latter point the Great Eastern system comes in contact with those of the North London and North Western Companies - may thus be conveyed direct to the ship's side, walking on board from their carriages as from the railway-train at Calais or Ostend.
Since July of 1879 the company have developed at the Royal Victoria Dock a new line of business in the landing and transhipment of cattle from such countries as are permitted to send us stock otherwise than for immediate slaughter. For this purpose a special Order in Council had to be obtained, and a very large outlay has been incurred by the company in the erection of the necessary lairage, &c., with the railway sidings and other appliances necessary to ensure the prompt conveyance of newly-landed cattle to their destination. Special permission has also been given for the transhipment in these docks of stock from the United States for Deptford Market, when not licensed for disposal alive.
The tasting of wines is only allowed under an order from the proprietor of the goods, which must be presented at the vault- keeper's office. No persons other than the servants of the company are allowed to perform any work or labour on the premises of the company, whether on board ship, in lighters, or on shore, with the exception of crews discharging the cargoes of their own ships, stevedores and their men stowing cargoes for export, lightermen and carmen delivering or receiving goods, and lightermen navigating their craft.
Neither resin, pitch, tar, sulphur, spirits of turpentine, rough turpentine, nor other similar goods are allowed by the insurance offices to be stored in either of the upper docks. All such articles, there fore, can only be received at the Royal Victoria and Albert Docks.


The Royal Docks

The area is named after three docks – the Royal Albert Dock, the Royal Victoria Dock and the King George V Dock. They are more correctly called the Royal Group of Docks to distinguish them from the Royal Dockyards, Royal being due to their naming after royal personages rather than Crown ownership. The three docks collectively formed the largest enclosed docks in the world, with a water area of nearly 250 acres (1.0 km2) and an overall estate of 1,100 acres (4.5 km2). This is equivalent to the whole of central London from Hyde Park to Tower Bridge.

The three docks were completed between 1855 and 1921 on riverside marshes in East Ham and West Ham (now the London Borough of Newham). The Victoria and Albert docks were constructed by the London & St Katharine Docks Company, to provide berths for large vessels that could not be accommodated further upriver. They were a great commercial success, becoming London's principal docks during the first half of the 20th century. They specialised particularly in the import and unloading of foodstuffs, with rows of giant granaries and refrigerated warehouses being sited alongside the quays. The docks' great size and provision of numerous finger quays gave them a collective span of over 12 miles (19.3 km) of quaysides, serving hundreds of cargo and passenger ships at a time. Following the opening of the Royal Albert Dock in 1880, giving the Royals access to Gallions Reach, 11 miles (17.7 km) below London Bridge, the rival East & West India Docks Company responded with the construction of Tilbury Docks even further down river. The ruinous competition led eventually to all the enclosed docks being taken over by the Port of London Authority (PLA) in 1909. The PLA completed the King George V Dock in 1921 and reserved land to the north for a fourth dock, never built.

The Victoria dock in 1973

The General Strike of 1926 hit the Royal Docks hard, with 750,000 frozen carcasses threatened by the docks' electrical supply being cut off. Fortunately for the dock owners, the Royal Navy were able to save the day by connecting the generators of two submarines to power the warehouses' freezers.

Although the Royal Docks suffered severe damage from German bombing in World War II, they recovered after the war but suffered a steady decline from the 1960s onwards, following the adoption of containerization. Nonetheless, they survived longer than any of the other upstream docks, finally closing to commercial traffic only in 1981. The docks' closure led to high levels of unemployment and social deprivation in the surrounding communities of North Woolwich and Silvertown.

Because of their relative remoteness from central London and poor transport links, the redevelopment of London's Docklands has proceeded more slowly in the Royals than in the other former docks. The London Docklands Development Corporationundertook much work during the 1980s and 1990s to improve local transport and promote new residential and commercial developments in the area. Thousands of new homes were built at Beckton, just north of the Royal Docks.

An extension of the Docklands Light Railway (DLR) opened in 1994 to provide direct links to the City of London and Canary Wharf. This was later extended round the south side of the docks with the link to London City Airport opening in December 2006. The line was later extended to Woolwich. Crossrail will serve the area from 2018.

Several other major projects have been proposed or implemented since then. Many residential complexes have been built most notably the architecturally progressive Eastern Quay on the south side of Royal Victoria Dock, Capital East on the north side of the dock and the large complex of Gallion's Reach in the extreme east of the Royal Docks. A series of major developments have seen the construction of a new university campus (for the University of East London) and the ExCeL Exhibition Centre, among much else. The Royal Docks have also seen the development of London City Airport (code LCY), opened in 1988 on the quay between the Royal Albert Dock and the King George V dock. While the docks themselves have been preserved largely intact, little remains of the old infrastructure, although some historic warehouses and cranes have been preserved.

In 2011 the one hundred and twenty five hectares of the Royal Docks were granted Enterprise Zone status to help attract jobs and businesses to the area.

In 2014, Singapore listed Oxley Holdings together with leading developer Ballymore UK have a Joint-Venture to set up a new waterfront township of Royal Wharf, with 3,385 new homes housing over 10,000. This will be a mixed-use development comprising shops, restaurants and even office complexes. The final phase is known as Mariner's Quarter which has the tallest building standing at 19 storeys, overseeing the river Thames and Canary Wharf.

There is now a multi-disciplinary team working on the Royal Docks development and regeneration. (https://www.royaldocks.london)

1972 . Royal Victoria dock cranes

The old warehouses to the left and the entrance to Pontoon dock and the flour mills on the right. The docks were still operating, just!

2003. Victoria dock cranes

Now replaced by decorative non-functional cranes with the new Excel exhibition centre completed and hotels being constructed with the new residential "Britannia Village" to the right with access across the dock using the new Royal Victoria footbridge linking to Excel and the London Dock Railway station.

2018.Royal Victoria Dock

New residential developments left and right, and at the end the Sunborn floating hotel in front of Excel exhibition centre and the pedestrian Royal Victoria Bridge. The old flour mills remain to be developed by the Silvertown Partnership whose planning application in 2019 has been approved.

1971. Royal Victoria Dock

Now ending its operational life for commercial shipping with a few barges and some warehouses still in use.

2000. Royal Victoria Dock

Excel exhibition centre construction well under way and the new Victoria dock footbridge now open. Sailing boats replacing the cargo ships and barges .

Royal Victoria Dock 2018

2018 Royal Victoria Dock with many new hotels including Crowne Plaza, the floating Sunborn Hotel and the Good Hotel, on the left the Emirates Cable car station. Excel exhibition centre is beyond Sunborn and the Royal Victoria footbridge is also visible.

1972. Royal Victoria dock basin

Looking West to old entrance and the Thames, the meat warehouses to the right with barges still present. Beyond the Greenwich Peninsula awaiting its new occupant, The Dome.

2001. Royal Victoria dock

The old entrance is now closed. Looking west to the Dome, the new HSBC and Citibank towers alongside Canary Wharf to the right and to the left the nearly completed "Western Beach " apartments.

Royal Victoria Dock basin 2018

The floating “ Good Hotel London” which was towed all the way from Amsterdam with to the right the twin towers of “Hoola” a residential development by Strawberry Star. Over the top of the hotel and just visible the O2 Dome.

1972. Royal Victoria Dock warehouses

Looking East the functional warehouses about to disappear with the old tobacco warehouses beyond.

2002. Royal Victoria Dock car park.

Warehouses have become an Excel car park and a site for new hotels.

2018. Royal Victoria Docks

New apartment blocks and hotels now replace the old warehouses. The sign shows where the old car park still stands hidden behind the new developments and Excel is visible at the end of the road.

1972. Royal Victoria Dock warehouses

A view West to the old meat sheds.

2002. Royal Victoria Dock warehouses

Looking West with "W" warehouse retained as a store for the London Dockland museum but the remainder already demolished to make way for the future.

2018. Royal Victoria Dock warehouse “W”

W” now to become apartments with a new memorial statue in the foreground by Les Johnson funded by charity to remember the Royal Docks communities since 1855. Beyond are the newly finished residential blocks and hotels, with the floating Sunborn Hotel to the left.

2002.Royal Victoria Dock

From the recent Victoria Dock bridge a view north west of w warehouse and the cranes with land prepared and ready for developments to follow.

2018. Royal Victoria Dock, Sunborn Hotel

The luxury floating hotel and spa alongside the Excel centre, with further down the Austin David holiday lets and the Emirates Airline. W warehouse, one of the last original buildings has been converted to luxury apartments.

1972. Royal Victoria Dock warehouses

On the quay looking west with on the other side the old flour mills.

2002. Royal Victoria Dock

Looking West from Excel the Royal Victoria footbridge, Canary Wharf towers and the Britannia development can be seen on the south side of the dock.

2018. Royal Victoria Dock looking East

Excel Exhibition Centre is on the right with the luxurious floating Sunborn Hotel beyond, Royal Victoria pedestrian bridge spanning the dock with completed residential apartments on the other side.

1971. Royal Albert Dock

Presently still at work but time is running out for the old dock.

2003. Royal Albert dock

The airport is to the right and construction work on the University almost finished to the left. The docklands light railway can be seen on its return journey to the city from Gallions Reach and Beckton.

2018. Royal Albert Dock

New developments alongside Albert dock include London Borough of Newham Office Block, further extensions to the University of East London and new hotels and offices to be constructed.The London City airport continues to increase flights and improve facilities.

1971. King George V dock

Viewed from the east entrance, still at work.

2003. King George V dock

A plane landing at London City Airport which opened in 1987. The dock itself is now used for many water sports although commercial yachts arrive for the annual boat show now taking place at Excel.

2018 King George V dock, Docklands Airport

The airport continues to expand, whilst I stood there there was almost a plane very 10 minutes landing or taking off. To the south of the dock another large new development has started and on the other side of Albert Dock to the north the expanded University of East London is flourishing and new hotels and offices are appearing.

1972. Pontoon Dock

Home of Spillers and CWS mills for flour storage with an entrance to Royal Victoria Dock. This site is awaiting redevelopment by the Silvertown Partnership whose planning application in 2019 has been approved for phase one of construction.

2003 . Pontoon Dock

Mostly demolished ready for a development plan that failed. Another plan has now been approved by the Silvertown Partnership with the old graving dock, a listed building, being retained.

2002. Pontoon Dock, Grain Silo "D"

The grain silo is now a listed structure. It was restored in 1995 and could be a feature of the “Silvertown” development of Pontoon Dock.

1971. Gallions Hotel

2018 Gallyons hostelry

The old establishment has been refurbished and now flourishes in the centre of residential apartments and marinas.

2003. Galleons Hotel

Apparently to disappear for good as new developments are beginning for a shopping centre, housing and the University.

2018 Galleons Reach, Royal Docks

the pub has now been restored and is surrounded by new residential blocks and a further new developmet still under construction.

Map of the Royal Docks 1972

There were four entrances from the river and multiple mega sized dry docks still working when I paid my first visit to these docks, being downriver a few miles they were the last to be developed apart from the new London City Airport which would soon find a home here.


An All In One Destination.

The Royal Albert Dock really is an all in one destination that should be on every visitors itinerary when they are visiting Liverpool, whether you stay here and use it as a base to explore the city or simply come here for a mini break to focus solely on the heritage, history, shopping, dining and cultural experience of the Albert Dock itself, you will not be disappointed by a visit here.

Disfrutaste este artículo? Have you ever taken a staycation? I would love to hear your thoughts in the comments section below or on my Facebook or Twitter pages and please feel free to share it with any or all of the social media buttons. If you want to get more great backpacking tips, advice and inspiration, please subscribe to updates via email in the box to your right.


Ver el vídeo: A Whiz Around Liverpools Royal Albert Dock (Enero 2022).